Marketing editorial - blog se queda en Blogger - Daniel Gómez-Tarragona
Site profesional del experto en branding y en marketing responsable, Daniel Gómez-Tarragona. Fundador de las agencias Dicendi y Edamel.
975
post-template-default,single,single-post,postid-975,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.1,menu-animation-underline,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
Marketingeditorial.es se queda en Blogger. - Experto en branding - Planner estratégico y creativo

Marketing editorial – blog se queda en Blogger

Sí, marketingeditorial.es se queda en Blogger. Lo sé, este post es una justificación*. ¿Debería justificarme a mi edad?, pues… no sé, el caso es que quiero hacerlo y además me ordeno las ideas. Llevo años debatiendo con varios colegas marketers y con mis compañeros de Dicendi de la idoneidad de cambiar la tecnología que usamos para el blog de Marketing Editorial, y pasar de Blogger en el que está actualmente a WordPress.

Es verdad que el resto de nuestros website y blog los trabajamos en WordPress pero en esta ocasión seguiremos con Blogger, a pesar de tener una apariencia menos profesional. La decisión está tomada: marketingeditorial.es se queda en Blogger.

Las razones son estas:

  • Es gratuito.
  • Es fácil de usar. La verdad es que más fácil, imposible. Además es intuitivo y no requiere conocimientos de programación. Se trabaja a través de sus plantillas , aunque también podemos acceder al código del blog, lo cual requiere conocimientos de HTML / CSS. Somos una agencia, por lo que tenemos esos conocimientos pero no creo que debemos usarlo para este caso.
  • Nos ha permitido cambiar a un dominio personalizado: marketingeditorial.es.
  • De cara al SEO, no es necesario referenciar el contenido a Google ya que Blogger indexa automáticamente el contenido en los buscadores. Si bien, al no haber plugins en Blogger, se echa de menos herramientas como el Yoast que te guían en el camino hacia una gestión más eficiente del SEO.
  • Aunque las hacemos, no es necesario hacer copias de seguridad, pues es una función ya activa y automática, así mismo la seguridad del blog, la cual también es gestionada por Google.
  • No hay límite en la cantidad de contenido que se puede publicar.
  • Al ser de Google, se integra perfectamente con Analytics.

Las tres razones más poderosas son estas tres:

  • Tiempo: Pasar el contenido de una plataforma a otra conlleva muchísimo tiempo, sobre todo si queremos dejarlo perfecto, ya que los enlaces suelen perderse y las fotos deben retocarse, entre otras cosas. Este blog lleva más de 10 años en el aire, por lo que hay muchísimo contenido: hard y soft.
  • Dinero: El tiempo es dinero, y somos una empresa. Además tendríamos gastos de alojamiento.
  • Posicionamiento: La razón de las razones. Con tantos años publicando y con un dominio ganador, el blog está en lo más alto en toldos los buscadores. En la transición se perdería ese posicionamiento, al menos, durante unos meses. Creemos que no nos compensa.

 

Hasta aquí ha llegado este post del porqué marketingeditorial.es se queda en Blogger. Ah, y recuerda: ¡Actúa, no te quedes pensando!

 

* A menudo, nos justificamos cuando al mantener una conversación con alguien, nuestro discurso versa, sobre todo, en dar motivos o explicaciones de por qué hacemos o no hacemos las cosas. Esos motivos o explicaciones, pretenden aclarar nuestras intenciones o razones, sin embargo, se convierten en justificaciones o excusas, cuando están de más, es decir, cuando no harían falta, ya que al interlocutor, probablemente, no le interesan.

Incluso, en ocasiones, las emitimos para quedarnos más tranquilos, ya que nos preocupamos por lo que podrán pensar sobre nosotros. Nuestro miedo a dar una mala imagen, nos lleva en un gran número de ocasiones a dar explicaciones innecesarias. Mantener una buena apariencia se convierte en una tarea tan importante que buscar justificaciones y excusas para quedar bien se convierte en todo un reto.

En ese momento, la duda, la incertidumbre de qué pensarán y la inseguridad nos hacen olvidar que tenemos derecho a nuestras propias decisiones, agraden o no a los demás y decidimos maquillarlas o transformarlas en relación al criterio que creemos tienen los demás. 

Texto de Dolores Rizo, en lamenteesmaravillosa.com